Esta soy yo

Soy Sylvia Rodrigos, artista por todos los costados: soy actriz, escritora, dibujo, pinto y bailo! Con alma de investigadora y enamorada de la lectura, pero sobre todo, con una incansable capacidad de asombro que mantengo siempre despierta, y me ha llevado a realizarme en mis carreras y también como escritora, actriz y anfitriona en diversos programas de radio.

Si querés conocer mi faceta profesional y algo de mi vida IMG_0274-mediapersonal, continuá leyendo estas líneas en las que comparto: cómo erradiqué el miedo y las creencias limitantes; qué me llevó a apoyar procesos de avance personal tan efectivos, y cómo encontré, en una larga búsqueda, el sentido en varias carreras y especialidades. Un camino largo, que resumo en esta página.

Cada segundo que llega, es una oportunidad para cambiarlo todo

Aprendí a leer “de corrido” al tercer mes de entrar a primer grado y, como me aburría en clases, le “daba batería” a la maestra quien encontró la perfecta solución enviándome a la biblioteca, para “hacer algo” con mi tiempo. Mi sabia maestra de primero me convirtió en lectora insaciable, mientras mis compañeritas seguían en el silabeo. Ese primer año me leí la pequeña biblioteca del aula y una parte importante de la biblioteca del colegio, luego devoré la de la casa de mi abuela, con lecturas de todo género y longitud. Leer se convirtió en constantes viajar por mundos mágicos y conocimientos, que al paso del tiempo me inclinaría a completar una formación pluridisciplinaria.

Con una fuerte vocación artística familiar, desde los tres años di mis primeros pasos en ballet. Siguiendo los designios de mi alma luego estudié teatro, como primera carrera, y me formé como actriz. Eso me valió una dura y dolorosa confrontación con mi madre que luego se resolvería con los años. Irónico, porque de ella, extraordinaria artista plástica, heredé su vena artística y creatividad inagotable. Después estudié Antropología, inducida por conversaciones con ella, también antropóloga, quizá buscando una reconciliación al compartir un terreno común.

Ese primer año de universidad mi vida se marcó con la ventura de “ser descubierta” como locutora comercial, desde entonces me dedico a esta actividad. La locución comercial me permitió gozar de mucho tiempo libre e ingresos profesionales más que respetables, en un trabajo que nunca ha sido trabajo, para nada, pura diversión, juego y creatividad. Por eso, centrarme en una sola carrera como actividad remunerada, nunca fue necesario. Así, gracias a mi voz, pude dedicarme a lo que más me gusta: estudiar o, más bien, aprender, mi interés verdadero. Mientras disfrutaba del estudio ininterrumpido en la universidad, me recreaba con el aprendizaje de algunos idiomas que hablo con fluidez. Los certificados fueron una consecuencia natural, pero coleccionar títulos nunca fue el objetivo en mi ruta de vida.

Estudiando antropología, me inquietó una materia: Psicología General, era requisito del programa de estudios, así que, en cuanto terminé, continué con esa otra carrera. Más tarde, fui invitada como actriz a un casting en el que me eligieron para presentar noticias en televisión. Esa fue razón suficiente para estudiar la carrera de periodismo, pues no me sentía cómoda de “dar la cara” sin tener la formación.

La interpretación artística del teatro me enriqueció mucho como locutora, por la versatilidad que da a la voz. Eso me valió una honrosa invitación para enseñar en el INA, prestigioso instituto estatal que me abrió al mundo de la docencia. Enseñé por catorce años mientras en paralelo desarrollaba un programa para niños que evolucionó hasta la apertura de una radio sólo para niños. Por el programa y por la radio recibí dos premios UNICEF a la Comunicación,  en dos años consecutivos.  Eso le dio gran sentido a esa etapa, pues capacitaciones de alto nivel alrededor del mundo fueron una consecuencia maravillosa. Así me formé en diferentes países de Europa, Asia y América, aprendiendo lo mejor, con los mejores del mundo de la radio.

IMG_0269Sin pensarlo mucho, me egresé de un programa de MBA con muchos conocimientos pero poca inspiración para desenvolverme en esa área, estar en un espacio cerrado riñe con mi naturaleza libre y creativa. Para llenar el vacío que me quedaba después de cerrar esa etapa, ingresé a una maestría en coaching y todo empezó a “acomodarse”. Fue entonces que pude notar cómo cada carrera estudiada se sumó como una perfecta pieza de rompecabezas, en beneficio de mi crecimiento continuo y de mis clientes.

Luego se dio otro giro mágico y extraordinario que la vida me tenía reservado, que me vino a encontrar en tres momentos:

El primer momento fue la Programación NeuroLingüística (PNL).

Los resultados que empecé a ver con la aplicación de la PNL para erradicar fobias, miedos, promover procesos de cambio, desarrollo de excelencia, evolución personal, ambientes corporativos y liderazgo, me resultaron verdaderamente impresionantes.  En muy pocas sesiones las modificaciones fueron tan portentosas, que me removieron a fondo y necesité ir más allá.  Para entender las razones de su indiscutible eficacia ingresé a una maestría en Psicobiología y Neurociencia Cognitiva que me “sacó las canas”, pero también me dio las respuestas que buscaba y mucho más.

Imparable en mi necesidad de comerme al mundo, sin querer comenzar otra carrera, por el tiempo que requiere y la alta exigencia con que me reto, cursé especialidades en Desarrollo de Excelencia, Motivación y Liderazgo, Logoterapia, Violencia Intrafamiliar, Bullying y Masculinidad. Todo eso aumentaba mi rango de comprensión y el aporte a mis clientes y a mis radioescuchas.

Desde que comencé a dedicarme al Coaching Comunicacional, Coaching Ejecutivo, al Coaching de Avance; de Vida y Bienestar y al Desarrollo de Excelencia, fusioné toda esa formación para promover el desarrollo de las personas hacia la mejor versión de sí mismas. Los resultados fueron definitivos y sorprendentes. Sin embargo, aunque todo era extraordinario, no sospechaba que lo mejor estaba aún por llegar.

Soy intuitiva y muy psíquica. Nada religiosa, pero creyente absoluta en Dios, esa Fuerza Creadora Superior y Divina, que ha sido parte de mi vida siempre.  La he escuchado y atendido con reverencia, pues me da siempre las respuestas y soluciones que pido “en directo”, sin intermediarios. Así, un día, después de impartir una charla, los asistentes me expresaron grandes necesidades de cambio y mejora en su salud, en su vida y en sus relaciones. Mientras conducía de regreso a casa, pedí a esa Fuerza Divina una respuesta concluyente para ayudar. Al llegar esa misma noche, menos de una hora después, se me puso al frente:

El segundo momento se dio cuando escuché por primera vez acerca del PSYCH-K (sáikey), una herramienta de modificación cognitiva con acceso al subconsciente, de efectos inmediatos y soluciones categóricas. Comprendí entonces muchas de mis vivencias anteriores como parte de un todo que siempre tuve al frente.

Al poco tiempo me vino a topar el tercer momento:  apareció la hipnosis regresiva. Ella fue la que me buscó, decidida. Arribé a ella sin expectativas, más bien algo escéptica, pero se constituyó en un viraje en la ruta de mi tren que cambió todo y, en el fluir, yo también cambié, gracias a ella. Me permití seguir esta nueva vía en la que hallé respuestas a estados, emociones y cargas que liberé de inmediato, y ahora libero en otros.

Con PNL, Psych-K e Hipnosis Regresiva, construí mi propio diseño para accesar niveles profundos de auto-comprensión. Con esa experiencia reveladora, ahora apoyo procesos de liberación y balance felices, simples y contundentes en mis clientes, que encuentran solución a situaciones emocionales, de pareja y hasta de salud, que por años se trataron, sin lograr resolverlas.  Muchos de ellos, al enlazarse con vidas anteriores, sus cargas y traumas, alcanzaron un inesperado nivel de entendimiento y bondad hacia su alma, y les produjo una liberación emocional que llevó a la curación física.  Ese estado de comprensión, bondad y respeto por sí mismos, la vida y el alma, es la única razón por la que elegimos existir. Eso es aprender a SER.

Yo misma viví esas experiencias y, al aceptarme como soy, se desató la magia. En poco tiempo recibí por canalización, información precisa para terapia de Reparación Causal, una tecnología cuántica que permite establecer la causa emocional de cada enfermedad y padecimiento físico, espiritual o emocional, para desbloquear, soltarlo y sanar. Finalmente me atrevo a hablar de ese regalo, cuyos efectos en la salud son inmediatos.

IMG_0229En el 2016 regresé a mis orígenes como comunicadora, esta vez como anfitriona del programa Sé Que Te Pasa Lo Mismo, que me bendijo con nuevos amigos y enormes satisfacciones.

Volví también al dibujo, a la pintura y sobre todo, a la escritura, que una mala maestra casi truncó cuando era muy niña. De esa frustración y trauma me liberé con PNL y regresión a vidas anteriores-VA, pero sobre todo con regresiones a vida entre vidas-VEV. En ese proceso me encontré, y fui absolutamente plena y feliz, después de muchos años de oscilar por inexplicables vacíos y tristeza. Así entendí que todo eso fue necesario para poder comprender y ayudar a quienes transitan por una senda similar.

He publicado cuentos en antologías y sigo trabajando en veintinueve novelas que tengo en mi computadora. Ya tengo dos terminadas y espero que sea en pocos meses que las presente. También tengo varios libros de cuentos, un libro de cuentos fantásticos y un largo poemario que hace las veces de dos o tres. Una novela será la primera que verá la luz. La primera de miles de páginas escritas en mi vida entera y que mantuve escondidas bajo el peso de ese miedo que “alguien” me instaló a muy temprana edad. La primera de decenas de borradores que encontré, escondidos bajo claves y desperdigados en nubes.

Ese día podré al fin compartir un gran logro, por encima del miedo y de las creencias limitantes que erradiqué para siempre de mi vida.

Es por eso también que me decidí a contarte experiencias tan personales en este blog, porque he eliminado las cosas que me dañaban, y sigo alcanzando cada nueva meta que me he propuesto en mi vida, sin pensar en la edad, el tiempo ni en las turbulencias del afuera: este es el momento de hacerlo con la tuya.

Si no aprovechaste el minuto anterior para tomar tu decisión de cambio, que no se te escape el que sigue. Aquí me podrás encontrar para apoyarte.

Y por aquí, estaremos en sintonía.

Un abrazo sincero,

Sylvia

LOGO CATALEJO 1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s