¿Es posible enamorarse “mejor”?

Si te vas de cabeza en una relación y no has logrado aún construir una basada en el crecimiento, quizá te parezca inalcanzable imaginar que una pareja pueda vivir en un espacio de respeto, apoyo y comprensión mutua. Eso es realizable cuando se aprende a “enamorarse mejor”, y ver el conflicto como una herramienta de diagnóstico, de hecho, los conflictos de pareja son la mejor manera de comprender lo que necesitamos resolver individualmente para luego reparar los problemas de pareja. De eso se trata tener una relación consciente.

Y es que, cuando nos enamoramos, respiramos con alivio al sentir que de pronto la vida se completó y que por fin llegó ese ser maravilloso que dará la felicidad esperada. Confiamos en que esta persona especial, al fin va a llenar nuestras necesidades más anheladas.

No obstante, posterior a la etapa de enamoramiento (no amor), la pareja puede caer en una dinámica de lucha de poder que lleva a otra realidad, una indeseada en la que la desilusión y la tristeza nos hace sentir que “caímos de nuevo” con la persona menos adecuada. De pronto todo va mal, todo es confuso y te preguntás: ¿cómo aquella perfección inicial pudo convertirse en el desastre y desamparo en que me encuentro ahora? La relación se contamina con una tristeza profunda, matizada con enojo y frustración, y sentimos otro fracaso asomar de nuevo.

Aunque parezca descabellado, el conflicto es una buena señal en una relación, y aparece para enseñar a discernir lo que hay en tu trasfondo emocional, qué es lo que grita, dónde está el trabajo de crecimiento, para así orientarte hacia lo que debe ser modificado. No se trata de simplemente “proponerse cambiar”.

Ningún conflicto revela “una mala relación”, es una clave valiosa para ir al fondo de vos mismo/a, entenderte y conseguir el éxito en tu relación de pareja.

Ningún conflicto revela “una mala relación”, cada choque, cada crítica, cada pelea, irónicamente, son una clave valiosa para ir al fondo de vos mismo/a, para entenderte y conseguir tener éxito en tu relación de pareja.

Los contenidos emocionales que buscan salir cuando tu subconsciente se alarma, se manifiestan en forma de conflicto, cada vez que asoma, es el mejor momento para tomar contacto con su origen más oculto, sincronizar con tu historia emocional y con la de tu pareja, (o para afinar el detector en una pareja futura). Al aprender a leer esos detonantes el conflicto cobra sentido y empieza a sumar en la construcción de un crecimiento que harás imparable.

El entrenamiento en relaciones conscientes se enfoca en comprender la manera en que tu cerebro aprendió a relacionarse desde la infancia, esa manera es la que seguís buscando para conseguir la misma aparente seguridad, al enamorarte.

Reconocer y reparar esos pasos transforma tu experiencia amorosa, pues los conflictos que se suscitan en las relaciones no son el problema, sino, cómo aprendiste a manejarlos (o a no manejarlos).

Las relaciones conscientes de pareja, son relaciones sanas. Se basan en cambios que convierten la culpa, la vergüenza, el enojo y la crítica, en comprensión personal, comprensión mutua y apoyo. El conflicto es el principal vehículo para sanar, resolver, reparar y evolucionar con crecimiento constante.

Te invito a hacer un cambio permanente en tu vida en mi próximo seminario para construir relaciones conscientes y sanas.


TE INVITO AL SEMINARIO-TALLER DE FEBRERO,
APRENDER A TENER RELACIONES SANAS Y CONSCIENTES CAMBIARÁ TU VIDA.
DALE CLIC A LA IMAGEN, PARA IR A LA INFORMACIÓN.

 

Anuncios