Diciembre 2017: Cómo manejar un duelo no resuelto en navidad

La Navidad es una fiesta de color, olores y alegría, que se filtran hasta el rincón más privado de la casa. El mundo se viste con ese ambiente, que llena la televisión y los medios de comunicación, especialmente las redes sociales, que se desbordan con recetas, decoración, festejos y fotos de familia, pero si estás enfrentando un duelo, tanta alegría puede lesionarte, y sumirte en una soledad mayor, al no poder compartir el ánimo que supone estas fechas.

No hay una fórmula que saque mágicamente de ese abatimiento, pero sí hay muchas cosas que se pueden hacer, para comprender el aprendizaje que trae la vida en esas circunstancias, y eso comienza con decidir dar un primer paso, pequeño y amoroso hacia tu dolor.

No disimulés tu pena, no te forcés. Preparáte para comprender lo que te agobia y construir sobre esas emociones, para honrar esa ausencia y ese ser querido que se ha marchado, darle la verdadera importancia a su vida y al tiempo compartido, y, a partir de ahora, hacer que haya valido la pena por lo que harás de tu propia vida.

Si no es tu caso, pero conocés a alguien en estas circunstancias, es el momento de tenderle una mano y demostrarle que te importa.

Sylvia-Rodrigos-duelo2

Anuncios